Calambres: Qué son y Cómo Evitarlos

Bien sea en medio de la noche, o cuando se hace ejercicio, esa repentina punzada que es capaz de paralizarnos y arrancarnos las lágrimas más sinceras, se presenta y cambia todo nuestro entorno. La humanidad le ha bautizado como calambre y a continuación veremos un poco de su origen y qué hacer cuando se presenten

Se trata entonces de espasmos musculares involuntarios o contracciones que generan mucho dolor, aparecen de la nada y en ocasiones acaban por inmovilizarnos.  Aunque el motivo de muchos calambres es aún un misterio, pueden ser causados por el envejecimiento natural del ser humano, el ejercicio extenuante o efectos secundarios de los medicamentos para el colesterol (estatinas) o la presión arterial alta, la deshidratación y las enfermedades hepáticas, según concluyen fuentes médicas.

Los calambres también suelen aparecer cuando mantenemos una misma posición física durante un tiempo muy prolongado, por ejemplo, estar sentados en una mala posición puede terminar en fuertes calambres de la zona lumbar o dormir en una misma postura afectar muslos y pantorrillas, al final, pueden sorprendernos en brazos, pies y manos o en pequeños espasmos en los dedos o en peine del pie.

Cundo se presentan lo más conveniente es estando en pie ojalá ayudado por una persona, para evitar accidentes, mover la parte afectada ayudando con esto a restablecer la circulación normal, Aguantar y respirar profundo mientras pasa, es la mejor forma de contrarrestarlos

Como prevenirlos

Lo primero es mantener en un nivel adecuado tus electrolitos, así como de potasio. Para logar que esto suceda lo mejor es todos los días ingerir diariamente cantidades generosas de Banano (plátano), Kiwi, que además de prevenir calambres, mantendrán los niveles óptimos de vitamina C en el cuerpo.

A la hora de hacer ejercicio es recomendable y necesario calentar los músculos con rutinas livianas de estiramiento que garanticen la óptima circulación y funcionamiento de los músculos, también hay que moderar las rutinas de ejercicio y no hacer cambios bruscos en la intensidad de estas. Lo más recomendable es ir subiendo la intensidad de estas rutinas poco a poco para que dé esta forma la fatiga muscular sea superada sin consecuencias para el cuerpo.

Para combatir los calambres nocturnos, lo más recomendable es darse un buen baño de agua caliente antes de dormir y si es posible hacer unos sencillos masajes en muslos y pantorrillas con aceite de eucalipto, romero, o manzana.  Dichos masajes deben ser aplicados de forma circular de abajo para arriba recorriendo toda la extensión de pantorrillas y muslos. De esta forma la circulación será activada y durante a la prolongada instancia del cuerno en una solo postura no se verá afectada

Esperamos estos sencillos consejos te sean de utilidad, déjanos un comentario y sigue atento a todos los Tips que estaremos entregando semana a semana. Gracias por seguirnos

 

Belleza, Salud. Enlace permanente.
Artículo patrocinado por www.productobioecologico.com

18 comentarios sobre “Calambres: Qué son y Cómo Evitarlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *